Síndrome del Impostor.

¿Sientes cada vez que quieres iniciar algo una voz en la cabeza que te dice que no serás capaz de realizarlo, que es mejor que dejes todo allí tranquilo y que te dediques a otra cosa?

Si tu respuesta es un sí, entonces este post es para ti, caso contrario puedes escuchar nuestros PODCAST.

¿Qué es el SINDROME DEL IMPOSTOR?

No obstante el nombre, en el mundo de las neurociencias el Síndrome del Impostor no es reconocido oficialmente como una enfermedad legado a la salud mental.

Cabe también resaltar que esta condición afecta de manera mucho más evidente en el sexo femenino y que se la asocia a su incapacidad de percibir el éxito propio y a una especie de no aceptación frente a los demás.

También cabe destacar que el término “Síndrome del Impostor” fue por así decirlo inventado por dos psicólogas clínicas en 1978, Pauline Clance y Suzanne Imes, luego de trabajar por varios años con mujeres muy exitosas y que no obstante a pesar de todos sus logros no se describían así mismas como exitosas.

¿Qué síntomas presenta una personas que sufre del “Sindrome del Impostor?

Según varios expertos en la rama de la psicología clínica, advierten que las personas que tienen esta idea de “falsedad” tienden a repetir patrones comportamentales como por ejemplo:

La sensación permanente de no ser capaz o estar a la altura de…

Otras de las sensaciones es el cuestionamiento que sienten por parte de los demás como por ejemplo:

Pensar de saber mucho acerca de un tema pero que en realidad la percepción de los demás no sea así y lo que más afecta a este punto al individuo es el hecho de sentir que nunca será apreciado por sus conocimientos.

Diferencias entre baja autoestima y el Síndrome del Impostor

Según varios estudios realizados en Europa, se dice que el 70% de las personas han experimentado por lo menos una vez en la vida el Síndrome del Impostor, pensando de ellos mismos que no son capaces o muy buenos en lo que hacen.

pero al decir la verdad estos síntomas no son tan grabes, lo grabe es cuando estos pensamientos se vuelven mucho más nocivos para quien los tienen en la mente, porque puede generar cansancio mental y fatiga corporal.

Lo que más evidencia a una personas que posee este Síndrome de falsedad radica en que no se siente jamás digno o digna de elogios y cumplidos por el buen desempeño en sus actividades; lo atribuyen a la suerte, a la capacidad de los demás etc.

Pero jamás a ellos mismos.

sindrome del impostor

¿Por qué este Síndrome afecta más a las mujeres?

Los especialistas indican que esto responde a los estereotipos de género y de como esto se reproduce en todos los ambientes en los cuales estamos inmersos, tales como: escuelas, colegios, universidades, trabajo etc.

El concepto patriarcal hace peso sobre esta problemática en la cual las mujeres se siente subvaloradas y no con las mismas oportunidades y privilegios con las que el hombre puede contar.

Pero dejando un poco de lado los prejuicios que la sociedad pueda tener, a todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido que batallar con esta sensación de pesimismo y falta de apreciación propia.

Mi experiencia batallando con el síndrome del impostor

Cuando era adolescente, escribía poesía e historias, pero temía a la burla de no ser lo suficientemente bueno como para compartirlo.
Pensaba que no estaba a la altura de nada para que alguien deseara leerme, por lo que terminé apilando hojas y hojas de trabajos escritos que no fueron leídos más que por mi mismo.

Pero tomando este ejemplo y llevándolo al contexto, esos obstáculos están allí en nuestra mente y son solo pensamientos que con un poco de valor se logran vencer.

Y puedo decir con toda seguridad y tranquilidad, que yo no he eliminado este síndrome, es más no creo que nunca se vaya.

Lo que he logrado hacer es reducirlo y convivir de modo tal que no afecte mi vida de manera drástica.

A continuación, quiero darte mis 5 consejos que me han ayudado a sobrellevar este síndrome del impostor y lograr aquietarlo de manera significativa.

Así que, quédate conmigo hasta el final y si deseas compartir tu experiencia en los comentarios será increíble.

 Consejos para poder superar el síndrome del impostor.

1.      Reconoce que tienes un problema

Antes que nada, debes dar este primer paso y aunque pueda parecer fácil, reconocer nuestros errores o debilidades es el comienzo del camino hacia la conquista de tus temores.

Cuando llega a tu mente esa vocecilla que te dice al oído que eres incapaz de hacer algo, que nada de lo que piensas podrá ser de utilidad.

¿Cómo poder callar esta vocecilla?

Es en este preciso instante en la cual debes tomar mucha más atención y reconocer que es momento de enfocarte en lo que te importa y apaciguar esos pensamientos.

Puedes además plasmar tus sentimientos en un papel, e identificar cuáles son aquellos pensamientos o sentimientos que te están haciendo daño.

Así podrás verlos e identificar tus problemas y comenzar a combatirlo.

2.      Mantén una mente positiva

Algo que he podido constatar, es el hecho de que la mente positiva, ligada a declaraciones positivas son una gran ayuda para elevar nuestro ánimo.

Si tu mente recibe palabras como: “No puedo” “Es imposible” “Será que mejor dejo eso”

Es más que seguro que tu mente no hará más que creerlo y hacer suyas esas declaraciones.

Es por tal motivo que a menudo se ven personas con grandes potenciales, abrumadas y sin esperanzas.

Esto obedece a que desde niños lo único que han ingerido en sus cabezas es el “NO PUEDO”

¿Te has preguntado por qué es tan difícil pensar en positivo?

Esto se debe a que nuestra mente retiene mucho más tiempo las cosas negativas y da un mayor espacio en el disco duro de nuestra mente.

Te ha pasado que has vivido una relación amorosa por años y de repente alguien falla y en cuestión de un momento ese sentimiento de dolor nos atormenta por meses,

Y la felicidad vivida desaparece… esto es porque nuestra mente le da mayor importancia a lo que nos hace mal y no a lo que nos hace bien.

Aquí unos pequeños consejos para vencer el síndrome del impostor

Rodéate de personas con pensamiento positivo

“Dime con quién andas y te diré quién eres”

Es necesario que te rodees con personas que te hagan sentir bien y que no reduzcan tu energía con ideas mediocres o pensamientos de pobreza.

Más bien, procura rodearte con personas mejores que tú, y que te ayuden a subir cada día un nivel más alto.

Cuida de tu mente y de tu cuerpo

Para vencer el síndrome del impostor es necesario cuidar lo que introducimos en nuestra mente y lo que hacemos con nuestro cuerpo.

Una persona que lee y que hace ejercicio con regularidad, será una persona con mayor nivel de energía y verá en cualquier espejo los avances que vaya haciendo.

3.      Disfruta de tus pequeños éxitos

Cuando el síndrome del impostor llega a nuestras mentes, lo primero que hacemos es olvidarnos de disfrutar de los pequeños avances que vamos logrando.

Es demasiado frustrante no dar el valor que se merecen nuestros pequeños logros.

Es verdad que debemos siempre buscar la excelencia, pero de la misma manera necesitamos reconocer que estamos empezando y que con un poco más tiempo lograremos nuestros proyectos.

Recuerda que las pirámides no se hicieron de la noche a la mañana, sino que más bien fueron procesos de siglos de trabajo.

Por tal razón te invito a darte un gustito cada vez que hagas algo que antes no eras capaz y que ahora lo logras hacer con mayor rapidez.

Esto hará que tu mente se oxigene y logre pensar ahora con más confianza.

4.      Aprende a vivir de buena manera con tus fracasos

Se dice que el perfeccionismo es el mejor amigo del síndrome del impostor.

¿Te has preguntado el por qué?

Las personas perfeccionistas, siempre quieren que todo salga al 100% de lo que idean en sus mentes.

 Y sabemos que no todo es como lo imaginamos en nuestras cabecitas.

En muchos cosos pretender demasiado de manera compulsiva, puede ayudar a nuestro enemigo “el impostor” a cobrar más fuerza.

 La perfección no existe, deja de buscarla y vive feliz.

5.      No permitas que el miedo te paralice

Ay el miedo… esto da para otro artículo, pero hablaremos un poco de este tema y de cómo puede influir en nuestro síndrome del impostor.

Uno de los síntomas más fuertes que el miedo nos produce es el hecho de paralizarnos y de pretender que todo lo que deseemos hacer sea imposible.

Cuando nos abraza el miedo, todo se vuelve más alto, inalcanzable y difícil de conseguir.

Pero todo está en nuestra cabeza, aunque la manera en la que nos habla a nuestra mente es tan efectiva que, si no elevamos nuestro nivel de pensamientos, puede convencerte.

Es normal que todos en algún momento sintamos miedo a lo nuevo o desconocido, pero ese no debe ser argumento válido para dejar de hacer todo lo que debemos hacer.

Hoy en día todo va tan rápido que, si nos dormimos en los laureles, llegará el día en que despertarás y dirás “Qué hice con mi vida”

Por tal razón debes moverte y hacer que las cosas sucedan.

Ahora deseo saber de ti, ¿has sido víctima del síndrome del impostor? ¿Cómo has logrado combatirlo?

Si quieres leer más de lo que tenemos para ofrecer visita nuestro BLOG

Para estar al tanto de lo que hacemos y subimos, puedes seguirnos en nuestro instagram o escribirnos por whatsapp y messenger.