Posiblemente lo escuchaste alguna vez o leiste de algún lugar que es El Síndrome de Burnout  más conocido como Sindrome del Trabajador “quemado”, que se refiere a aquellas situaciones recurrentes de estrés laboral que da lugar a una sensación de agotamiento físico y mental generalizado. 

En este post  te mostraremos cuales son los principales síntomas, las causas y consecuencias de sufrirlo y cómo hacerle frente. Vamos a hacer una pequeña síntesis para que podamos introducirnos más en el tema del Síndrome de Burnout. 

Esta sintomatología hace referencia a la frecuencia con la que el trabajador se expone al estrés laboral. Lamentablemente este tipo de enfermedad se manifiesta a través de un estado de agotamiento físico y mental que de prolongarse en el tiempo puede llegar a alterar la personalidad y el autoestima del trabajador. Es un proceso en el que de a poco el trabajador sufre una pérdida del interés por sus tareas y va desarrollando una reacción psicológica negativa hacia su ocupación laboral. Pero… ¿Sabemos que lo provoca realmente? ¿Cuáles son los principales síntomas del Síndrome de Burnout? ¿Se puede dar en cualquier profesión? ¿Tiene tratamiento o cómo se puede prevenir?

“Desprograma el estrés laboral”- técnicas prácticas de desprogramación de creencias

El Programa de 21 días “Desprograma el estrés laboral” está hecho para que puedas liberarte del estrés laboral acumulado en el dia a dia y tener más calidad de vida, paz mental y mejor salud.

Son 21 audios de 10 a 15 minutos, que deben ser escuchados a cada día, durante 21 días y algunos ejercicios prácticos sugeridos en el e-book que acompañan el programa.

Aprenderás a estar atento a tu cuerpo, a trabajar tu mente y a desprogramar las creencias que te limitan, quitando las mascaras que no te permiten ser quien realmente eres.

OFERTA ÚNICA TE ESPERA! CLIC EN COMPRAR!

  • Garantía de 7 días
  • Descarga las clases en la app y estudia offline
  • Estudia a tu manera y en cualquier dispositivo
  • 100% de evaluaciones positivas

¿Qué es el Síndrome de Burnout Laboral? 

El Burnout laboral o como mencionamos anteriormente el Síndrome del Trabajador Quemado, es un estado en el que el trabajador se encuentra agotado emocional, física y mentalmente, vinculado al ámbito laboral y donde la mayoría de las veces es causado por el estrés de su puesto laboral y el estilo de vida del empleado. 

Esa sensación de malestar generalizado donde la persona se siente desanimada o muy cansada, puede tener consecuencias muy graves si se prolonga en el tiempo porque puede derivar a enfermedades físicas o psicológicas.

Dos de los síntomas más comunes e importantes son la depresión y la ansiedad, que decantan en la gran mayoría de las bajas laborales.

sindrome de burnout

El Síndrome de Burnout suele aparecer frecuentemente en las personas que eligieron su oficio o profesión de manera vocacional, como profesionales sanitarios, profesores o trabajadores sociales, lo que no quiere decir que se encuadre solamente a la atención al público de la salud. En un principio estas manifestaciones y malestares solo se extienden a la vida laboral pero pueden llegar a afectar y alcanzar a las demás situaciones de la vida del trabajador, ya sea en sus relaciones sociales, amorosas y familiares.

Segun los estudios realizados por el psicólogo estadounidense Herbert Freudenberger en profesionales y trabajadores de diferentes ámbitos hace referencia en que este Síndrome de Burnout no es exclusivo de los trabajadores que desempeñan su labor de cara al público: “En el origen, parecía que las profesiones en contacto con personas podían ser ser las que provocan más burnout, pero hoy sabemos que está más relacionado con aspectos organizativos y con la capacidad de dar respuesta a los problemas que se plantean en el trabajo”.

Un dato no menor es que La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció en 2019 el Síndrome de Burnout como enfermedad.

¿Cómo se puede clasificar esta enfermedad?

El síndrome del trabajador quemado se puede encontrar de dos tipos:

Síndrome de Burnout activo: El trabajador mantiene una actitud asertiva y de búsqueda de soluciones ante situaciones producidas en su empresa. Interpreta que el problema viene de fuera, por parte de la empresa, sus componentes o su entorno. Y lo importante a destacar es que el trabajador percibe tener herramientas para combatir la situación.

Síndrome de Burnout pasivo: Es el más dañino para la persona, en la cual se siente afectado y tiene una actitud pesimista o derrotista, donde predomina evitar realizar tareas o actividades que las considera sus fuentes de estrés.

Fases del Síndrome de Burnout

De acuerdo a los estudios realizados por profesionales en el área de la salud laboral, concluyen que existen 5 fases en el desarrollo del Síndrome de Burnout o desgaste laboral. Al poder detectar estas fases te ayudará también, si sos el líder del equipo, a evitar que empeore la situación:

Fase inicial o de entusiasmo: En un principio cuando empiezas un nuevo proyecto o un nuevo empleo, normalmente el trabajador se sentirá entusiasmado.

Fase de estancamiento: El trabajador del equipo comienza a dudar de su capacidad de responder eficazmente a las demandas en sus funciones y es donde los niveles de estrés empiezan a aumentar.

sindrome de burnout

Fase de frustración: Como mencionamos en la fase anterior, al no lograr alcanzar los objetivos propuestos en sus tareas diarias, el trabajador comienza a sentir frustración y a desmotivarse. Aquí es donde se da inicio al Síndrome de Burnout

Fase de apatía: En esta fase, el trabajo parece no tener sentido y experimentará una falta de desinterés en la realización de sus tareas profesionales. El empleado comenzará a ralentizar su ritmo de trabajo y disminuir su productividad.

Fase de quemado: Por último en esta fase es evidente las consecuencias de colapso mental, físico y emocional de la persona, por lo que el trabajador dejará de ir al trabajo o pedirá un cambio de proyecto.

Diagnóstico, síntomas y conductas.

Para lograr diagnosticar el Síndrome de Burnout, el especialista encargado del seguimiento del personal deberá conocer los síntomas de la patología, saber cómo es la situación del trabajador dentro de la empresa, cómo se organiza en sus funciones y sus relaciones con sus superiores y los demás compañeros, para luego realizar una entrevista clínica que le permita averiguar si existe la posibilidad de padecer esta enfermedad.

Para determinar si el desgaste emocional es a causa del estrés provocado en el trabajo existe un sistema de medida llamado Maslach Burnout Inventory (MBI), que se encuentra constituido por una encuesta de 22 afirmaciones sobre los sentimientos y actitudes del profesional respecto a su trabajo, el entorno laboral, sus compañeros, los clientes, etc.

A continuación enumeramos algunos de los principales síntomas a tener presente que produce el Síndrome del Burnout:

1. Agotamiento físico y mental generalizado: provocando una pérdida de energía en el puesto laboral y en los niveles de salud. El cansancio físico o pérdida de apetito son señales de un agotamiento físico, mientras que la ansiedad, el estrés y la depresión se asemejan a señales de agotamiento mental y emocional.

2. Indiferencia y cinismo: El Burnout produce un cambio en la personalidad del trabajador que lo sufre, adopta una actitud de indiferencia y apatía reduciendo su compromiso con su trabajo. Esto también afecta sus relaciones directas ya sea con sus jefes, compañeros o clientes. La irritabilidad y el endurecimiento con el trato se convierten en la forma habitual de relacionarse de un trabajador quemado, llegando a afectar hasta su entorno social o su familia.

3. Descenso en la productividad laboral y desmotivación: Como mencionamos en los puntos anteriores la pérdida de energía y la indiferencia en realizar las tareas laborales provocan que la productividad sea menor y se genere frustración de no poder llegar a los objetivos establecidos. Las consecuencias evidentes en este punto son la falta de atención hacia las tareas, olvidos frecuentes y un descuido generalizado resultado de la dificultad de concentrarse.

4. Sentimiento de fracaso e impotencia.

5. Baja autoestima y poca realización personal.

6. Nerviosismo, Taquicardia, comportamientos agresivos, dificultad para concentrarse.

7. Dolor de cabeza, Insomnio, Aburrimiento, Impaciencia e irritabilidad.

8. Absentismo laboral y comunicación deficiente.

sindrome de burnout

Un ejemplo de profesionales que podemos mencionar y que tienen más riesgo de padecer el Síndrome de Burnout, son los profesionales con vocación como medicina o enfermería que trabajan muchas horas bajo presión.

Después de mencionar detalladamente los síntomas que podrían ser alertas para reconocer a esta enfermedad, es muy importante recalcar que la conducta de como afecta a los trabajadores no siempre es la misma, es decir, los síntomas pueden ser similares pero la conducta no. De acuerdo a una investigación de la Universidad de Zaragoza, se clasificaron en 3 tipos según el tipo de trabajador afectado:

El trabajador frenético: la característica principal de esta persona es que se encuentra abrumada por un incremento de trabajo, con un exceso de responsabilidades y demasiados compromisos que no se siente capaz de afrontar. Su forma de combatir esta situación es desahogandose emocionalmente intentando resolver el problema, por lo que la productividad no se ve comprometida. 

El trabajador desgastado: sus acciones negligentes acompañadas por el desinterés y la falta de entusiasmo por el crecer laboral hace que este empleado se dé por vencido a la mínima dificultad. Su estrategia  para afrontar estas situaciones son la desconexión conductual, dejando de lado sus responsabilidades y abandonando las tareas que le conciernen

El trabajador sin desafíos: este grupo se puede considerar la posición intermedia entre los perfiles anteriores ya que hace una conjunción entre la sensación de falta de desarrollo personal en su puesto de trabajo y el desahogo emocional que da como consecuencia la desconexión conductual. La postura más adoptada es el distanciamiento.

Causas

El principal detonante del Síndrome de Burnout es el entorno laboral y las negligentes condiciones de trabajo.

El encontrarse expuesto de manera continua a altos niveles de presión, sobrecarga de funciones, poca autonomía, falta de escucha de sus superiores a las demandas realizadas, malas relaciones en el trabajo y ausencia de apoyo en su entorno puede desencadenar un estrés crónico que acabe provocando esa sensación de sentirse quemado. Por tal  motivo, el vínculo entre el estrés y el Burnout es muy fuerte.

Ivan Suarez profesor Master en Prevención de Riesgos Laborales de la UNIR dice: “El estrés no siempre es negativo; en muchas ocasiones nos permite ser más efectivos, reaccionar mejor, rendir más…”. En cambio, el síndrome de estar quemado es “un desajuste continuado entre las demandas y capacidades físicas y mentales del organismo”, y como mencionamos anteriormente siempre es negativo.

Otras causas comunes del Síndrome de Burnout que podemos encontrar son el resultado de una serie de factores de riesgo que pueden generar tensiones como las siguientes:

La organización empresarial: el exceso de burocratización sin acompañamiento específico de la organización, la falta de tiempo para organizar o reorganizar las tareas da como consecuencia que el empleado no pueda salir a su horario establecido o que tenga que llevarse trabajo a su casa. No contemplar el momento donde se producen bajas temporales por licencia, accidentes, vacaciones, etc. elevan y propician que el Burnout se haga presente.

Expectativas personales: La mayoría de las personas tienen las expectativas muy altas con respecto a su vida y por ende también a su actividad laboral, lo que muchas veces no se termina de ajustar a la realidad cotidiana y provocan que la adaptación a la realidad sea más lenta. Si esas expectativas son muy altas y no logran cumplirse, el trabajador puede desarrollar síntomas como ansiedad, depresión, apatía o tristeza.

Características de la persona: La realidad es que no existe un perfil que encasille a una persona a padecer esta enfermedad pero sí existen cualidades y rasgos personales que vuelven más vulnerables a ciertas personas a sufrir el Síndrome de Burnout. Un ejemplo claro son aquellos empleados conformistas, inseguros o dependientes, con una baja autoestima y demasiado perfeccionistas.

¿Cómo hacer frente y prevenir el Síndrome de Burnout?

Luego de conocer todas las causas que pueden provocar a una persona a sufrir esta enfermedad, es importante que el empleador evalúe todas las situaciones que generan el estrés y la ansiedad de la persona, una vez corroborado eso, se podrá concluir que los factores de riesgo personales, las situaciones extremas relacionadas con la empresa, falta de apoyo o de recurso para cumplir sus funciones, sobreexigencia, perfeccionismo, entre otras, sean el resultado de que en el mediano plazo el trabajador, si no se conoce cómo hacer frente a esta situación, termine dejando su puesto de trabajo o en el peor de los casos enfermandose. 

Las medidas preventivas para hacer frente al Síndrome de Burnout son muy similares a aquellas necesarias para manejar situaciones de estrés laboral y deben reducirse en lo inmediato. Se debe lograr revertir la situación de “trabajador quemado” identificando y modificando las condiciones de trabajo que lo produjeron, además de realizar el acompañamiento psicológico laboral necesario para que encuentre un espacio donde poder desahogarse y sentirse escuchado.

sindrome de burnout

Es muy importante mejorar la organización y brindar las herramientas necesarias para que el trabajador pueda realizar sus tareas de forma adecuada y no tenga tanta sobrecarga laboral.

Si logramos como empresa que el empleado se sienta más a gusto en su puesto cambiará su actitud, estableciendo una relación comunicacional, sin discutir, ni sentirse atacado por el resto de sus compañeros defendiendo sus convicciones.

Lo más recomendable es que el trabajador modifique las expectativas que tiene en su empleo, no se trata de que renuncie a sus ambiciones y aspiraciones, si no que busque un punto intermedio que se ajuste a la realidad que vive y la oportunidad de ver la situación como una oportunidad para aprender y crecer en otros ámbitos diferentes a los propuestos.

Algo para recordar es que una persona pasa muchas horas dentro de una empresa, podríamos decir que es como su segundo hogar, por lo que lograr un ambiente de tranquilidad, compañerismo, amabilidad, confianza y seguridad será el desafío más grande de una organización. 

En conclusión analizar, evaluar y proteger al trabajador con síntomas de estar quemado es nuestra principal misión como empresa, ya que evitaremos que se produzcan daños en la salud y lograremos recuperar a un trabajador eficiente, motivado y sano.

“Desprograma el estrés laboral”- técnicas prácticas de desprogramación de creencias

El Programa de 21 días “Desprograma el estrés laboral” está hecho para que puedas liberarte del estrés laboral acumulado en el dia a dia y tener más calidad de vida, paz mental y mejor salud.

Son 21 audios de 10 a 15 minutos, que deben ser escuchados a cada día, durante 21 días y algunos ejercicios prácticos sugeridos en el e-book que acompañan el programa.

Aprenderás a estar atento a tu cuerpo, a trabajar tu mente y a desprogramar las creencias que te limitan, quitando las mascaras que no te permiten ser quien realmente eres.

OFERTA ÚNICA TE ESPERA! CLIC EN COMPRAR!

  • Garantía de 7 días
  • Descarga las clases en la app y estudia offline
  • Estudia a tu manera y en cualquier dispositivo
  • 100% de evaluaciones positivas

Dudas?

Para estar al tanto de lo que hacemos y subimos, puedes seguirnos en nuestro instagram o escribirnos por whatsapp y messenger.